top banner carrera

Entrar
updated 6:05 PM UTC, Oct 7, 2015

El arte de la guerra: conoce a tu adversario

Conoce al adversario y conócete a ti mismo, y en cien batallas, no correrás jamás el mas mínimo peligro - SUN-TZU, SIGLO IV A.C. -

Los humanos tenemos una tendencia natural de ver a los demás como un mero reflejo de nuestros deseos y valores, pensando inconscientemente que todos piensan y actúan como nosotros. Por eso, cuando las personas actúan y reaccionan contrarios a nuestras expectativas, terminamos sorprendidos y frustrados.

Para un adecuado control del conflicto, es indispensable aprender a valorar adecuadamente a las personas, aprender a conocerlas por sus actos, por sus hechos, y no por lo que dicen o aparentan. Si aprendes el funcionamiento de esas mentes, captando las señales que emiten inconscientemente, tendrás la clave para anticiparte y triunfar.

En sus actos cotidianos, la gente emite señales que revelan sus intenciones e interese más profundos. Si no las captamos, es porque normalmente nos encerramos en nuestro propio mundo, en nuestros propios conflictos, y la consecuente satisfacción de nuestro ego.

No puedes dejar que tu narcisismo actúe como una barrera entre tú y los demás. Considera a cada individuo como lo que realmente es, una persona totalmente diferente a ti. Escucha, observa, tratando de llegar al fondo de sus pensamientos, los detalles que podrás captar en ese momento, te darán información de la cual podrás entender sus deseos y puntos débiles. Se particularmente atento a sus ojos: los ojos son el reflejo del alma, reflejan siempre un estado mental.

Si se presenta la oportunidad, es mucho más fácil conocer la verdadera personalidad de un individuo en un momento de crisis. En circunstancias adversas, las personas tienden a mostrar sus debilidades más fácilmente. Siempre busca esa oportunidad.

Una vez analizada la personalidad del individuo, el siguiente paso es saber interpretarla, separando siempre la apariencia de la realidad. Cuando alguien manifiesta particular y notoriamente un rasgo de personalidad, ese rasgo bien podría ser exactamente lo contrario a su verdadero ser. El halagador puede ocultar hostilidad y mala voluntad, el bravucón podría ocultar su inseguridad, el moralizador las más aviesas intenciones. En todos los casos, el rasgo contrario puede acechar bajo la superficie.

Antes de enfrentar el conflicto, es igualmente importante el conocer la moral y el grado de combatividad de tu oponente. Alguien débil, con falta de resolución, podrá rendirse al primer empujón violento. Alguien desesperado, que tiene poco que perder, peleará hasta las últimas consecuencias. Nunca enfrentes a un enemigo hasta que no hayas medido su moral.

Adicionalmente, nunca olvides el beneficio de los espías. Busca personas insatisfechas y resentidas con el otro frente. Y en el camino, no minimices aquellas personas a las que tú, voluntaria o involuntariamente, hayas ofendido. Ellos son tierra fértil para convertirse en espías de tu oponente.

Finalmente, recuerda que tu adversario no es un objeto inanimado que responderá a tus estrategias de una forma esperada. Tu adversario también cambia sin cesar y se adapta a lo que tú haces. Ellos también tratan de aprender de sus errores y sus éxitos.

Consecuentemente, el conocimiento de tu adversario no puede ser estático. Mantén al día tu inteligencia, sin confiar en que tu adversario responderá del mismo modo dos veces.

La derrota es un gran maestro, el perdedor de hoy puede ser el enemigo sabio y formidable del mañana. Tu conocimiento del mismo no solo debe ser profundo, sino también oportuno.

Hasta la próxima.


 

 

C.P. Juan Manuel Hernández Niebla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Noticias nacionales

Diario Oficial de la Federación

Contáctanos

Salvador Novo #1051
Zona Urbana Rio
Tijuana, Baja California, Mexico
C.P. 22320

Teléfono: (664) 682-9516
Fax: (664) 682 9517

Envíanos un mensaje

Tijuana