×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 891
Fallo cargando el archivo XML.

top banner carrera

Entrar
updated 6:05 PM UTC, Oct 7, 2015

El arte de la guerra: elige tus batallas

  • Escrito por C.P. Juan Manuel Hernandez Niebla

"El valor de una cosa no reside en lo que se alcanza con ella, sino en lo que cuesta"
Friedrich Nietze (1844-1900) -

Nuestras fuerzas y habilidades nos llevan tan lejos como nuestras limitaciones lo permiten.

Siempre mejorando nuestras fuerzas y minimizando nuestras debilidades, debemos elegir cuidadosamente nuestras batallas; considerando, aun en la victoria, el costo que tendremos que pagar por ellas.

Recuerda que en infinidad de ocasiones la guerra mejor ganada es la guerra no peleada; vale más a veces un mal arreglo que un buen pleito.

Recordemos la historia del rey griego Pirro de Epiro, que a costa de disminuir dolorosamente su ejército, derrotó a los romanos en la batalla de Asculum, para finalmente tener que retirarse de Italia sin poder conquistarla. Es de ahí donde proviene la expresión "victoria pírrica", en alusión a un triunfo que equivale a una derrota, por el altísimo costo que entraña. En estas circunstancias, el vencedor está demasiado exhausto para explotar su victoria, demasiado vulnerable para acometer la siguiente batalla.

Las victorias pírricas son mucho más comunes de lo que crees. El entusiasmo por las perspectivas de un proyecto es natural antes de que comience. Si la meta es atractiva, inconscientemente vemos lo que queremos ver, ganancias demasiado atractivas, menos dificultades de las reales. Cuanto más avanzamos, mas difícil resulta retroceder y reevaluar racionalmente la situación.

En esas circunstancias, los costos tienden no solo a aumentar, sino que forman una espiral que se sale de control. Si las cosas marchan mal, nos agotamos, lo que nos induce a cometer más errores, lo cual nos lleva a su vez a nuevos e imprevistos problemas. Las victorias que hayamos podido obtener sobre la marcha pierden totalmente su significado.

Entre más desees el premio, mas deberás analizar lo que implica conseguirlo. Ve siempre más allá de los costos obvios y piensa en los intangibles: las relaciones destruidas en el conflicto, la furia del perdedor, los recursos que la victoria puede reclamar, los compromisos y deudas con los aliados.

Evalúa también la posibilidad de esperar un mejor momento, la historia está llena de perdedores que ignoraron los costos. Evita batallas innecesarias y consérvate siempre en la lucha.

Si la batalla no puede evitarse, haz que peleen bajo tus condiciones. Apunta a sus debilidades; vuelve la guerra costosa para ellos. Combatir en forma defensiva no es signo de debilidad; es el culmen de la sabiduría estratégica, un eficaz estilo de librar una guerra. Como no gastas energía ni tiempo, siempre estarás listo para la siguiente batalla.

Recuerda también que ninguna persona o grupo es totalmente débil o fuerte. Sin importar que tan invencible parezcan, siempre tienen un punto débil, un lugar desprotegido o subdesarrollado.

Termino con una frase del Sun-tzu: "si tus armas han perdido el filo, si tu ardor se extingue, si tus fuerzas se agotan y si tu tesorería ha quedado reducida a nada, los soberanos vecinos se aprovecharan de tu apuro para actuar".

Hasta la próxima.

C.P. Juan Manuel Hernández Niebla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Noticias nacionales

Noticia del canal electrónico no encontrada

Diario Oficial de la Federación

Contáctanos

Salvador Novo #1051
Zona Urbana Rio
Tijuana, Baja California, Mexico
C.P. 22320

Teléfono: (664) 682-9516
Fax: (664) 682 9517

Envíanos un mensaje

Tijuana